Ginkgo Biloba ¿Para qué sirve? Propiedades y beneficios
Hoja de Ginkgo Biloba

Ginkgo Biloba ¿Para qué sirve?

El Ginkgo Biloba ha sido utilizado con fines medicinales desde hace siglos en las culturas tradicionales china y japonesa por sus propiedades terapéuticas y sus hojas aún se utilizan a día de hoy en herboristería.

Sus efectos anti-inflamatorios, antioxidantes y estimuladores de la circulación han sido profundamente estudiados. Investigaciones recientes coinciden en que el Ginkgo Biloba mejora las capacidades cognitivas,  la memoria y el estado de ánimo y reduce los síntomas de algunas enfermedades crónicas como el asma y la demencia. Su eficacia es tal que se prescribe como medicina en países como Alemania.

Propiedades y beneficios del Ginkgo Biloba

El extracto de las hojas de Ginkgo contiene dos componentes con fuertes propiedades antioxidantes: los flavonoides y los terpenoides.

Los flavonoides son antioxidantes vegetales. Los estudios de laboratorio muestran que los flavonoides protegen los nervios, el músculo cardíaco, los vasos sanguíneos y la retina. Los terpenoides por su parte (como los ginkgólidos que contiene el extracto de Ginkgo) mejoran el flujo sanguíneo dilatando los vasos sanguíneos y reduciendo la viscosidad de las plaquetas.

Se cree que la unión de ambos puede ayudar a frenar la progresión de las enfermedades relacionadas con la edad mediante la lucha contra el estrés oxidativo, que empeora a medida que se envejece.

El Ginkgo ayuda a mejorar la concentración

Las investigaciones demuestran que el Ginkgo puede ayudar a combatir los problemas de concentración y reducir la fatiga mental.

Muchos de los beneficios del Ginkgo Biloba para el cerebro se deben al hecho de que es un eficaz antiinflamatorio que aumenta la actividad antioxidante, reduce el estrés oxidativo y mejora la circulación. Todos ellos son factores fundamentales para mantener una buena salud cognitiva.

Estudios del Instituto de Psicología Médica de la Universidad de Munich sugieren que el Ginkgo es una manera segura y eficaz de aumentar las capacidades mentales con poco riesgo.

El Ginkgo reduce el riesgo de Demencia y Alzheimer

Aunque no es una cura total, los estudios sugieren que el Ginkgo Biloba beneficia a las personas con demencia de la enfermedad de Alzheimer. Algunos estudios concluyen que puede ayudar a mejorar el desempeño cognitivo y la memoria en adultos mayores y jóvenes, pero que podría ser especialmente útil para los deterioros mentales relacionados con la edad.

Combate la ansiedad y la depresión

Recientes investigaciones sugieren que este extracto natural ayuda al organismo a contrarrestar los efectos de altos niveles de hormonas del estrés como el cortisol y la adrenalina. Al mejorar de manera natural la capacidad del cuerpo de hacer frente a problemas y preocupaciones, su consumo puede ser especialmente útil en personas con estrés crónico, nerviosismo, trastorno de ansiedad, depresión, cambios de humor o ataques de pánico.

Combate los síntomas del síndrome premenstrual

Algunos estudios parecen arrojar efectos positivos del consumo de Ginkgo Biloba en la reducción de los síntomas del síndrome premesntrual, como dolores de cabeza, ansiedad, cambios de humor, fatiga y dolor muscular. También parece tener efectos beneficiosos sobre el estado de ánimo en mujeres posmenopáusicas.

Ayuda a mejorar la visión y la salud ocular

Aunque todavía no hay suficientes estudios para asegurarlo, el Ginkgo parece ser beneficioso para la salud visual al mejorar el flujo sanguíneo en los ojos. Se cree que los factores vasculares y el daño oxidativo son dos de las principales causas de la pérdida de la visión y otros trastornos oculares relacionados con la edad. Las plantas antioxidantes como el Ginkgo ayudan a reducir estos efectos.

Mejora la libido y ayuda a combatir la impotencia

Se cree que el Ginkgo Biloba tiene efectos positivos en el equilibrio hormonal, en especial sobre los niveles de serotonina, presión arterial y circulación.

Por otra parte, la causa principal de la impotencia es la mala circulación del flujo sanguíneo. El extracto de Ginkgo tiene la facultad de dilatar los vasos y mejorar el flujo sanguíneo a los genitales, lo cual es muy importante para la salud reproductiva. En algunos estudios se ha comprobado que ha ayudado al menos al 50% de los pacientes después de 6 meses de uso.

Podría ser útil por tanto para personas con problemas de disfunción eréctil y libido baja.

Ayuda a tratar dolores de cabeza y migrañas

Los dolores de cabeza pueden ser producidos por estrés, alergias, fatiga ocular, malas posturas, bajo nivel de azúcar en la sangre, hormonas o deficiencias nutricionales entre otros. El consumo de Ginkgo Biloba puede servir para remediar los dolores de cabeza frecuentes y reducir la frecuencia e intensidad de las migrañas, ya que aumenta la dilatación de los vasos sanguíneos reduciendo el dolor y combate el estrés que desencadena cada ataque.

Disminuye los síntomas del asma

En algunos estudios sobre individuos con problemas de asma, estas personas han percibido menos problemas para respirar cuando toman Ginkgo Biloba. El extracto de las hojas de este árbol reduce la inflamación, mejora la actividad antioxidante y actúa positivamente sobre el funcionamiento de los nervios.

Ayuda a curar las hemorroides

Las hemorroides pueden provocar hinchazón, dolor y sangrado debido a un aumento de la presión sobre las venas del recto y el ano. Algunos estudios demuestran que el Ginkgo Biloba puede ayudar a disminuir el dolor y la inflamación, lo que ayuda a detener el sangrado asociado con las hemorroides.

Otros posibles usos del Ginkgo Biloba

Algunos estudios que utilizan terapias combinadas con el Ginkgo han conseguido mejor concentración para las personas con síntomas del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Al mejorar la concentración, la memoria y el rendimiento cerebral, también puede reducir los síntomas en las personas con dislexia.

Consulta con tu médico

A pesar de todos los beneficios del Ginkgo Biloba, es importante tener en cuenta la dosis y su uso también puede tener efectos secundarios, por lo que es fundamental consultar con un médico antes de incluirlo en nuestra dieta.

Twittear
Compartir
+1